Browsing All Posts filed under »Hugarradas«

Virutas de lo virtual: B-y-g

julio 14, 2017

2

Que mi bolsillo, o mi pantalón, o mi culo llame a alguien con el que he estado escribiéndome unos minutos antes es algo cada vez más típico de mi móvil. También hacer llamadas peliagudas o compartir de pronto, en lo que paseo de un lado a otro del centro, archivos intempestivos. Esto me lo hace […]

Byg

julio 9, 2017

0

Kilómetro cuatrocientos

junio 15, 2017

0

No he recorrido una distancia mayor en los últimos meses que la que separa la embajada americana en Madrid de la Biblioteca Nacional en la calle Recoletos. Ese kilómetro cuatrocientos, según Google Maps si haces la ruta andando, explica más de nuestros días que esta ola de calor que nos mantiene desnudos en casa. A los […]

Mudo

julio 5, 2016

0

Un mundo blanco y negro y mudo del que no se ha conservado el audio porque no se registró. Una ventana sin ruido de fondo en Alemania. Es 1944. Alguien ha estado grabando el balcón grumoso que tenía enfrente, quizás la suerte, quizás consciente, quizás un soplo. La luz tira líneas de desgaste a intervalos […]

Lost & Found

mayo 3, 2016

1

Hay un oficina de objetos perdidos en cada traducción. También un cámara acorazada repleta de hallazgos. La puerta blindada que hemos volado, aún da vueltas suspendida en el aire del cuarto. Lo más difícil a lo que nos hemos enfrentado, hasta ahora, ha sido a traducir quitar lo bailado a cualquier otra frecuencia de onda […]

Digan 33

febrero 3, 2016

0

Si lo ven, díganlo. Cada vez que lo vean. Igual piensan que es otro número el que ha irrumpido en sus vidas con persistencia retiniana. No importa. Hablo del 3, de un 3 doble y secuencial. 33. Digan 33 cuando lo vean. Manda huevos que tengamos que ocuparnos los agnósticos de esto. De pequeño imaginaba […]

Las orejas de Edvard

enero 25, 2016

0

Buscaba perderme, que sucediera algo, sentir o pisar charcos, averiguar en que galería de mi memoria andaba atrapado el segundo viernes del año, y pasé por el Thyssen. Echaban Too Munch. El título tiene años de cárcel y no me acordaba de que todo se parece demasiado, así que entré. Colas, seguridad, merchandising. El museo conmemora […]