Los escritores (b.)

Posted on diciembre 12, 2014

0



Cuando llegaron los agentes, la gobernanta aún arropaba a la chica de la limpieza. Le daban agua, la pintura de ojos le bajaba a la garganta.

Si dormían en nuestros hoteles, salían desnudos a colgar el DoNotDisturb del pómulo de las puertas. Esta vez él, legañoso, según la versión de la chica, le había dedicado un buenos días y después un suave portazo.

 Eran muy peligrosos.

Para verles los ojos tenías que acercarte de noche, sólo entonces podía suceder que guardaran sus gafas de sol. Casi nadie se atrevía. Dicen que paraban los relojes. Las cajas registradoras se abrían de piernas y escupían billetes de veinte.

Tras el tinte de sus cristales oscuros se arponeaban sin tregua y una almadraba, en silencio, teñía nuestras calles de este color repatriado.

Los de ella no se conformaban. No buscaban la ovación como los demás azules. Eran más de ruborizar los ocasos.

Tenemos pruebas de que esos ojos violaron algunas aldeas con la gula con la que se posaban.

Los objetos a su alrededor iban pidiendo guerra.

 Salió en los periódicos.

Entonces, si eras lo suficientemente hábil, valiente, y listo, podías contemplar, detrás de las gafas, destellos de lomos de atún batiéndose con cada garfio.

La gobernanta buscaba sin éxito, y sin saber el qué, en los rincones desordenados de la habitación, por el suelo empapado del baño, entre los restos de miniaturas de brandy. Los agentes echaron en falta los bolígrafos de cortesía y los blocs de notas.

A veces nos parecían Bonnie and Clyde, ella rubia y él cabrón. A veces tarareaban Morning Sun, y según pasaban los días no hablábamos de otra cosa.

Unas veces nos recordaban a los problemas sin resolver que cubrían las pizarras de las aulas en agosto pero otras, eran clavados a nuestros postres preferidos.

 Las autoridades presionadas por los vecinos empezaban a tomar precauciones, medidas, decisiones.

 Otras mañanas simplemente parecían trompetistas.

 

 

 

 

Para ver y conocer el tanque que contiene Keroxen:

http://elpais.com/elpais/2014/10/25/album/1414244817_253385.html#1414244817_253385_1414246449

http://cultura.elpais.com/cultura/2014/10/24/actualidad/1414151122_460920.html