Demasiada gente

Posted on septiembre 13, 2013

0



La periodista me trataba como a una estrella.

En el patio del pabellón cinco, preguntándome por todo. -Si ya me lo han preguntado todo mil veces-. Siempre insisten en porqué lo descuarticé, porqué no me lleve su cadáver y lo enterré en algún lado.

Muy sencillo.

Ustedes tiene autos, algunos hasta dinero para un taxi, pero yo entonces no. Ahora da igual. Aquí dentro tener y no tener significan lo mismo. No significa nada.

Tuve que trocearlo en casa y hacer varios recorridos en el Dieciseís, bajando en algunas de sus paradas. Parar en las afueras de la ciudad e ir dejando bolsas de basura con  partes suyas en los descampados que encontraba junto a las marquesinas.

-Esta noche morimos los dos- anunció mientras golpeaba con mucha mas rabia de lo que me tenía acostumbrada.

Los dos-pensé-¿Los dos?

Entonces miré por primera vez a los ojos de la periodista -Los dos me pareció demasiada gente.

(Improvisación inspirada en una noticia leída para la exhibición de LuchaLibro Canarias en La Palabra Reflejada en La Laguna, Junio 2013).


luchalibro2013

Posted in: Cuentos, LuchaLibro