Espacio multifuncional

Posted on julio 10, 2013

0



Ahora que sabemos que rodará mi cabeza junto a las de otros verdaderos Guardianes de la Patria, hoy -y no cualquier otro día- precisamente en la Plaza Mayor, donde en un rato seremos ajusticiados, se celebra la IX Semana Internacional de La Moda.

La fecha de la Fashion Week se cerró mucho antes de que fuéramos apresados, por eso compartiremos el espacio.

Las chicas de piernas lánguidas andan algo más deprisa esta tarde. El nuevo gobierno, el insurgente, mientras trata de abrir las cajas que nosotros ya  desvalijamos, no ve por qué no pueden llevarse a cabo ambas actividades. Así que si los de la Semana de la Moda quieren disfrutar del photocall, deberá hacerlo antes de las cinco de la tarde.

Enjambres de tacones y trajes de baño revolotean junto al muro de cartón.

Los anunciantes, tras el golpe, propusieron que el photocall fuera también el muro sobre el que el escuadrón nos colocaría la venda en los ojos, cargarían, apuntarían y abrirían fuego. Finalmente no ha habido acuerdo entre las partes.

Las chicas sonríen, sus joyas deslumbran los flashes, saben poner cara de dicha.

Los cámaras hacen todo lo posible para encuadrar bien, no podemos salir en plano. Tras el cartón-piedra estamos  nosotros con los grilletes a rastras, silenciosos, sin prestar demasiada atención a las chicas, pendientes del avance de las saetas del campanario hacia las cinco.

El pueblo rudo en una esquina. Rastrillos y antorchas en mano. Columnas de humo que escapan al cielo. La Plaza Mayor ensordece por culpa de David Guetta. Junto a la pasarela, las baronesas de sport aplauden arrugando la nariz preguntándose entre ellas, con suma discreción, de dónde viene ese olor a quemado.

Posted in: Cuentos, Hugarradas